¿Qué es la anoxia por gases inertes?

¿Qué es la anoxia por gases inertes?

Muchos museos en la actualidad vienen empleando procedimientos no tóxicos como las atmósferas modificadas mediante gases inertes (probado con gran éxito en la conservación de momias egipcias). Básicamente consiste en eliminar el oxígeno, sin cuya presencia es imposible la supervivencia de insectos, efecto denominado anoxia. El oxígeno se sustituye por un gas inerte (nitrógeno o argón, que no reaccionan con los materiales), presentes en el aire que respiramos y respetuosos con el medioambiente, que será el que haga de eficaz medio biocida, respetando las obras de arte. Actualmente es considerado el método más inocuo y avanzado para el tratamiento de obras de arte y, pese a su dificultad, TSA ha conseguido perfeccionar el método para aplicarlo a grandes volúmenes de objetos con un seguimiento en continuo de las variables críticas del tratamiento.

Claro, que no sólo se trata de extraer el oxígeno, realmente el efecto de anoxia se consigue mediante la acción combinada de temperatura, humedad relativa, concentración de oxígeno y tiempo de exposición. Sólo así puede asegurarse la efectividad e inocuidad del tratamiento. Esto es importante, ya que se han encontrado especies que son resistentes a bajas concentraciones de oxígeno, por tanto hay que investigar cuáles son los parámetros que optimizan la eliminación de cada especie. El proceso es monitorizado en continuo y los datos son registrados para garantizar un proceso correcto.

Nuestra especialidad son los grandes formatos permitiéndose así el tratamiento de grandes volúmenes de objetos a precios razonables y el establecimiento de rutinas de actuación que mantienen libres de insectos los fondos de museos, archivos, bibliotecas e instituciones con patrimonio de valor a su cargo. Otros tratamientos suponen el aporte de productos químicos, tóxicos o nocivos, que inician nuevos procesos de deterioro y perjudican a las personas; otros someten a los bienes a procesos de estrés por frío o calor que no son inocuos para las piezas tratadas.